La revista educativa de la provincia de Alicante

¿Por qué nos cuesta tanto el inglés?

In Número 1, Reportajes on 20 diciembre, 2010 at 21:59

RAFAEL ORTÍN/ Elche- Resulta evidente que el inglés, así como otros idiomas extranjeros que se van abriendo paso en la sociedad de la información, se hace cada día más necesario y útil. Bien sea para navegar por la Red  o para acceder a un puesto de trabajo con relativa cualificación lo cierto es que el dominar la lengua de Shakespeare resulta hoy una herramienta necesaria tanto como las matemáticas o la tecnología y, para más inri, sirve como el idioma común para la mayoría de los habitantes de la Unión Europea tanto en las relaciones internacionales como en los estudios. En España son múltiples los esfuerzos que se realizan para fomentar el aprendizaje del inglés en los centros de enseñanza pública (escuelas, institutos y escuelas oficiales de idiomas) y en los privados (academias y cursillos de teleformación) pero entre todos no parecen obtener los resultados deseados. Según las conclusiones que arrojan las estadísticas como el estudio FUNCAM de 2008 (Fundación de Cajas de Ahorros) y el informe Eurostat de 2010(Agencia Europea de Estadística) nuestro país sigue a la cola en cuanto a la competencia en el dominio del inglés y en concreto, la población de la Comunidad Valenciana se sitúa por debajo de la media nacional (49%) con un 51,1% de ciudadanos que reconoce no entender ni hablar ninguna lengua foránea. ¿Cuáles son las razones de este déficit en el dominio de un idioma tan supuestamente necesario como el inglés? En este reportaje trataremos de conocer los obstáculos a los que se enfrenta la escuela pública en el desempeño de esta tarea.

Leemos y escribimos pero no sabemos conversar

Muchos de los docentes tanto de los colegios e institutos de la provincia como las escuelas oficiales de idiomas con los que Aula Abierta ha tenido la ocasión de conversar coinciden en que los alumnos que han pasado por la educación pública alcanzan un buen nivel de conocimiento de la gramática y la escritura del inglés y, sin embargo, apenas dominan la expresión y comprensión oral. “Después de 10 años estudiando el inglés (en los niveles de primaria y secundaria) son incapaces de construir sencillas frases en una conversación elemental. Esa es la realidad.”, afirma Nacho Arenas Planelles, jefe de estudios de la Escuela Oficial de Idiomas de Elche donde cada año reciben a cientos de alumnos para cursar esta lengua. Este aspecto se presenta especialmente relevante si se  tiene en cuenta que es en las edades más tempranas de la educación obligatoria cuando las personas disponen de una mayor facilidad para familiarizarse con el habla del idioma. Si se fracasa en esta etapa, el aprendizaje en la adolescencia o la madurez se hace mucho más complicado y se pierden posibilidades de alcanzar altos grados de competencia en el dominio del inglés. “Aunque siempre se puede aprender un idioma con una buena actitud, aunque la edad óptima para familiarizarse con éste, desde el punto de vista del desarrollo de un niño, es hasta los seis años” como afirma Ana de la Torre, profesora de inglés en el colegio público Miguel de Cervantes de Elche. Lola Lillo Buades, profesora del mismo idioma en el IES Cap de L´Aljub de Santa Pola lo expresa de diferente modo. Para ella el error radica en el enfoque, “en nuestro sistema educativo dejamos el habla para la última fase” lo que supone invertir el orden natural de adquisición de un idioma.

Los alumnos también se muestran disconformes con la educación en idiomas extranjeros que reciben. Carlos Serrano Navarro, 18 años, estudiante de Ciencias de la Actividad Física en la Universidad Miguel Hernández reconoce sin tapujos que apenas tiene habilidades con el inglés. Marlene Ruiz Arnáiz,  27 años, estudiante de un Master en asesoría fiscal, también critica el método de enseñanza con el que se aprendió en la escuela basado en realizar infinidad de ejercicios escritos dejando de lado la aplicación práctica del idioma. Javier Alcarach Martínez, 19 años, estudiante de Telecomunicaciones, supone una excepción, ya que domina bien el inglés hablado y escrito. Mejoró ambas competencias durante sus veraneos en Inglaterra, y  reconoce que el nivel adquirido en el instituto fue muy bajo “Cuando volvía de mis vacaciones me daba cuenta de que los manuales con los que trabajábamos eran muy básicos para mí y notaba que los profesores se equivocaban mucho en la pronunciación”. En este aspecto, Arenas Planelles también coincide con la opinión de los ex alumnos de secundaria defendiendo que debería “mejorarse la calidad del profesorado para que tuviese el nivel apropiado”.

Exigencias poco realistas
Lo cierto es que poner en práctica el inglés mediante conversaciones y corregir la pronunciación en una clase de 25 a 30 alumnos supone una tarea impracticable para la mayoría de los profesores de primaria que son los que asumen la responsabilidad de iniciar al alumnado en el uso de la lengua extranjera. A este hecho hay que sumarle la escasez de horas lectivas que tienen durante los cursos iniciales (los alumnos de primero, por ejemplo, sólo cuentan con una hora de inglés a la semana) o la exigencia de la actual legislación educativa que aboga por la integración de alumnos inmigrantes y discapacitados lo que puede, en algunos casos, ralentizar el ritmo de las lecciones. “Si tuviésemos clases de 10 alumnos hablaría todo el tiempo en inglés, podría iniciarles en las conversaciones”, reivindica Ana de la Torre, y continúa, “¿Alguien piensa que sea posible plantearse esta posibilidad con grupos de 26 alumnos?”. La profesora hace hincapié en la incómoda situación en la que se encuentran: “Nos sentimos agobiados por tener que cumplir con las exigencias de la Concejalía de Educación por un lado y las expectativas de los padres por el otro, con escasas posibilidades de satisfacer sin ayuda a unos y a otros”. En secundaria los problemas son similares. Lola Lillo Buades además señala una distinción entre las aptitudes de los alumnos inmigrantes de una u otra procedencia “los rusos o los ucranianos no suelen tener problemas para aprender el inglés mientras que los procedentes de sudamérica vienen con muy mala base para tal propósito”. Las consecuencias de esta situación empuja a muchos padres que desean una buena preparación en inglés para sus hijos a inscribirlos en escuelas o academias privadas cuyos precios pueden oscilar entre los 40 y los 80 euros mensuales, opción que no está al alcance de todos. “Los padres se dan cuenta de que el inglés que aprenden en la escuela puede que no sea suficiente garantía para su dominio en el futuro y por ello acuden a nosotros”, nos cuenta Virginia Allende Echevarría, directora de la academia de idiomas English World Center. Desde su empresa entienden las deficiencias de recursos y tiempo a los que se enfrentan los profesores de primaria y secundaria y por ello tratan de suplir esta falta.

Proyectos experimentales

La respuesta de la administración autonómica a este problema se ha traducido en la puesta en marcha de varios colegios de inmersión lingüística en inglés (seis en total en la Comunidad Valenciana) como el Bautista Lledó en Benidorm que inció su andadura en esta modalidad de enseñanza el presente curso. La demanda de plazas ha superado las expectativas agotando sus plazas rápidamente lo que demuestra el notable interés de los padres en el tema. En este centro ya se practica la iniciación en el inglés desde los tres años y el 80% de las materias se imparten en esta lengua extranjera. Aún es pronto para evaluar sus resultados y este medio desconoce si esta iniciativa se va a generalizar en el futuro. Por el momento, se trata de una medida experimental con lo que la mayoría de centros de primaria y secundaria tendrán que seguir aprovechando al máximo los recursos disponibles en un contexto de crisis en el que priman los recortes y la multiplicación de tareas para los docentes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: