La revista educativa de la provincia de Alicante

Francisco Gaita: “Estudios internacionales han detectado que los niños con alta capacidad no atendidos tienen dificultades para la adaptación”

In Educación Especial, Entrevistas, Número 2, Psicología on 3 febrero, 2011 at 23:55

LUIS F. BONILLA/ Elche- Francisco Gaita Homar es uno de los especialistas en psicología infantil más eminentes de España. Su campo, la sobredotación en niños, le llevó a fundar la Asociación Valenciana de Ayuda al Superdotado y Talentoso (AVAST). Hoy está retirado profesionalmente pero sigue acudiendo a charlas para ofrecer su experiencia en un asunto educativo que necesita de especialistas que reconduzcan la materia.

 

¿Hay alguna diferencia entre la alta capacidad y la sobredotación?

Sí hay muchas diferencias: Alta capacidad intelectual es un término muy objetivo que hace referencia a la alta capacidad medida con test fiables de inteligencia. Tener o no tener alta capacidad es pues un dato fiable y estable si la medición se ha realizado correctamente. De ahí se deducen indudables necesidades educativas especiales que hay que atender. Pero de ahí no se deducen, necesariamente, éxitos educativos y mucho menos profesionales.

Sobredotación o superdotación es un término muy utilizado internacionalmente con múltiples sentidos por parte del profesional. Cada especialista adjudica a este término el contenido que le parece sin que haya unanimidad entre los especialistas mundiales. Podríamos decir que se agrupan entorno a la idea que expresa Renzulli: revisó las características de todo tipo que tenían los mayores con “éxito” y trató de ver si se daban en personas cada vez más jóvenes. Si se daban, predecía que serían probablemente superdotados en su madurez.

¿Son fiables los test de CI para medir la inteligencia y detectar estos casos? ¿Existe alguna alternativa?

Sí, son fiables algunos test de inteligencia, no todos, evidentemente. No hay alternativa para medir la alta capacidad intelectual. Otra cosa es si queremos medir el adelanto educativo o cualquier otra variable.

¿Hasta qué punto es cierto el tópico del niño superdotado inadaptado? ¿Hay alguna estadística que revele, tal y como se muestra popularmente, que fracasen escolarmente?

Cualquier niño con necesidades educativas especiales, sea por el motivo que sea, tendrá serias dificultades para conseguir una buena adaptación a su entorno, evidentemente. No es imposible, pero muy difícil. Es lógico, por lo tanto, que muchos estudios internacionales hayan detectado que muchos (no todos) niños con alta capacidad no atendidos tienen dificultades para la adaptación. Tanto en su adaptación puramente escolar, como a nivel familiar, social y emocional consigo mismo.

¿Está preparado el sistema escolar para atender las necesidades especiales de estos niños? ¿Cree que se podría aprovechar mejor su talento?

Tuve en mi colegio una Directora que repetía que el B.O.E era muy sufrido y soportaba muy bien cualquier ley que en él se quisiera imprimir. Quiero decir que en España, desde hace años, tras muchísimo trabajo de padres y asociaciones, de profesionales y también de educadores concienciados, hemos logrado que la legislación sea muy adecuada. Otra cosa es si ésta se cumple

¿Considera la aceleración como la mejor opción? ¿Cuál es su alternativa?

No, la aceleración no es siempre la mejor opción ni la única, ni la primera. La aceleración vendrá después de un diagnóstico completo es decir, todo el conjunto de capacidades y una revisión exhaustiva a fondo de la situación emocional y relaciones afectivas, motivaciones y estilos del niño.

Si el niño no está emocionalmente equilibrado y estable deberemos primero empezar por ahí. Dar instrucciones a los padres y educadores. Si el niño no está motivado por los estudios, ni los reglados ni los extracurriculares, deberemos reconducir la situación. Sólo cuando éstas y algunas otras condiciones se cumplen podremos pensar en ofrecer al niño una adaptación curricular que no sea contraria a su ritmo de aprendizaje y le libere de su aburrimiento, ofreciéndole seguir un camino de aceleración o enriquecimiento.

¿Son felices estos niños en un sistema que no está preparado para ellos?

Alcanzar la felicidad es un largo y arduo camino que nos suele llevar toda una vida. La felicidad es un estado de ánimo, una respuesta interior a los acontecimientos externos o a nuestros propios pensamientos que podemos aprender desde pequeños.

El sistema educativo tiene su parte de responsabilidad en conseguir un estado de salud siempre mejorable, pero los demás (todos los demás: padres, familiares, amigos, etc.) pueden colaborar o entorpecer esta labor. Y no debemos olvidar que cada uno debe aprender y esforzarse en lograrlo.

Anuncios
  1. Estaría muy bueno que el lic Francisco Gaita, difunda el mensaje de las Altas Capacidades y sobredotación intelectual, es algo real. En Argentina, desde 1943 convertida en una república Bananera, donde la gente tiene que ser masa, adoctrinada ideológicamente en Fascismo y Comunismo.Estaría bueno volver a los valores de la Grecia Clásica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: