La revista educativa de la provincia de Alicante

Pon un barracón en tu vida

In Número 2, Política Educativa, Reportajes on 3 febrero, 2011 at 23:09

El pasado uno de febrero el colegio Benalúa, ubicado en la capital alicantina, estrenaba instalaciones tras casi once años dando clase en barracones. El periplo de este colegio ha llegado a su fin, aunque ha sido toda una generación de alumnos la que no ha podido conocer un colegio de verdad, que ha estudiado en  la provisionalidad. El problema de los barracones afecta a toda la Comunidad Valenciana y nada parece apuntar a un cambio sustancial próximo.

ANDRÉS CABRERA/ Alicante- Lejos de disminuir, el gasto en aulas prefabricadas aumenta cada año. Si en 2008 Ciegsa, la empresa pública que gestiona la construcción de centros docentes en la Comunidad Valenciana, gastó catorce millones de euros en la instalación y alquiler de aulas prefabricadas, en 2009 esta cifra se elevó hasta los 15,7 millones de euros.

Desde que Alejandro Font De Mora se convirtiera en el titular de la Consejería de Educación, el número de aulas provisionales en la Comunidad Valenciana apenas ha variado. De los 1.010 barracones enquistados en el curso 2.004 – 2.005 se ha pasado a 913 en el curso 2.010 – 2.011. Ismael Vicedo, portavoz de la plataforma por la enseñanza pública en Alicante, indica que las principales causas de esta situación son “la mala gestión del Plan Creaescola, de la Consejería de Educación y de los fondos públicos; y la apuesta decidida por la educación concertada por parte de la administración”.

El problema de la falta de infraestructuras aumenta cada año y en el próximo curso se prevé que tres mil alumnos no tengan plaza escolar en la provincia de Alicante. Sin embargo, Ciegsa, una empresa pública que presenta una deuda a corto y medio plazo de 2.045 millones de euros al cierre de 2009 y cuya viabilidad es cuestionada incluso por el Sindic de Greuges, ahora incluso licita barracones sin adjudicar obra alguna.

Para Manuel Serrano, portavoz de la Junta de Personal del Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza Pública (STEPV) en Alicante, parte de ese endeudamiento se debe al sobrecoste de las obras adjudicadas por Ciegsa “por la tardanza en acometerlas”. Esa tardanza hace aumentar las ratios de alumnos, con una mayor incidencia en los colegios de infantil y primaria.

Sin muchos datos

La opacidad informativa de la Consejería de Educación impide ubicar los centros afectados tanto en la provincia de Alicante como en la Comunidad Valenciana. Sólo iniciativas como la de STEPV y de su delegado en Alicante, Manuel Serrano, nos acercan a las cifras aproximadas. En otras ocasiones, los datos aportados por la Consejería de Educación son cuestionados desde algunos sectores educativos.

Aunque Aula Abierta ha intentado contactar durante más de diez días con el gabinete de prensa de la Consejería de Educación, nunca han descolgado el auricular, aunque seguiremos intentando comunicar con este organismo público para hacer valer la transparencia informativa que se les supone.

Así, nos encontramos con un panorama en el que, aunque la Consejería de Educación realiza mejoras en infraestructuras, se antojan insuficientes. En algunos casos, como el de Alicante capital, consistorio y Consejería se lanzan la pelota sobre la responsabilidad de que las obras no se acometan. Ante esta situación la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, anunciaba recientemente que la capital alicantina no puede esperar más a que la Consejería de Educación afronte los problemas escolares y que será el ayuntamiento quien arregle tres centros escolares. No es el único consistorio que ha decidido tomar cartas en el asunto, el ayuntamiento de Denia tomaba una decisión similar recientemente.

En el caso de la capital, Ismael Vicedo opina que no es de recibo que “Sonia Castedo reduzca partidas destinadas a otros fines para taparle las vergüenzas a la Consejería de Educación. Quién debe asumir esas obras es la Consejería”. “Lo que debe decirle Castedo a Camps es que cese al Conseller Font De Mora por su mala gestión”, asegura Vicedo.

Y mientras que unos y otros se culpan de la situación, los más perjudicados son los alumnos. Así nos encontramos con otro de los colegios que sufre el problema de los barracones en Alicante, el Manjón Cervantes, cuyos alumnos fueron trasladados en febrero de 2009 y cuya historia parece lejos de terminar. Mari Carmen Sáez, Presidenta del AMPA en este centro indica que  “lo que le pedimos a Consellería son fechas concretas” mientras que el ayuntamiento hasta hace pocos días “no ha hablado ni con el AMPA ni con la directora del Manjón Cervantes”.

Todo parece indicar que en lo concerniente a la educación y a su financiación, la provincia de Alicante y por ende, la Comunidad Valenciana, ha entrado en una espiral de la que es difícil salir. La mala gestión de los recursos existentes ha llevado a la administración a no poder emprender obras a corto plazo, lo que hace perpetuar la provisionalidad hecha forma en 913 barracones en la Comunidad Valenciana, pero también a sinsentidos como rechazar ayudas por parte del gobierno central, como el Plan Educa3 o el programa del Ministerio de Educación, Web 2.0 (que dotaría a los alumnos de quinto y sexto de primaria con 50.000 ordenadores en cuatro años) ya que la Consejería de Educación tendría que asumir el 50 por ciento de esas ayudas.

Los recortes en educación son palpables y es necesario invertir más en la educación pública como afirma Susana Honrrubia, secretaria de acción sindical de la Asociación Nacional de Profesionales de la Enseñanza (ANPE). Sin embargo hay situaciones que no deberían darse, porque rozan el absurdo.

Sigue la evolución del reportaje a través de twitter

Anuncios
  1. […] ANDRÉS CABRERA. Lejos de disminuir, el gasto en aulas prefabricadas aumenta cada año. Si en 2008 Ciegsa, la empresa pública que gestiona la construcción de centros docentes en la Comunidad Valenciana, gastó catorce millones de euros en la instalación y alquiler de aulas prefabricadas, en 2009 esta cifra se elevó hasta los 15,7 millones de euros. […]

  2. C.P.Bracal Muro del Alcoy,tres años en barracones por una aluminosis inesperada, que nadie detectó en ninguna inspección anterior. En estos momentos los alumnos están soportando goteras, condensación y humedades, con niños con diferentes alergias entre ellas las de la humedad,supersolarium fuera,pero en esta nuestra comunidad hay cosas más importantes que hacer que ofrecer una escuela digna a los niños.Gracias por dar voz a tal desastre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: