La revista educativa de la provincia de Alicante

Susana Honrrubia: “Es necesario invertir más en la educación pública”

In Entrevistas, Número 2, Política Educativa on 3 febrero, 2011 at 23:10

Susana Honrrubia es la secretaria de acción sindical de la Asociación Nacional de Profesionales de la Enseñanza (ANPE) en Alicante. Nació en 1970 y a lo largo de sus casi veinte años como docente ha trabajado en Escocia (Reino Unido) y California (EEUU) como auxiliar de conversación, además de en las provincias de Cuenca, Albacete, Murcia y Alicante. Por ello conoce el sistema educativo en diversas provincias españolas, así como las diferencias que existen en España respecto a otros países. Aula Abierta ha querido saber qué opina sobre el problema que sufre la Comunidad Valenciana con sus más de novecientas aulas prefabricadas.

ANDRÉS CABRERA/ Alicante- Sin duda, quienes más sufren el problema de los barracones son los niños, pero en gran medida también lo sufren los docentes que deben adecuar sus clases a estas infraestructuras provisionales. En ese sentido Susana Honrrubia indica que “los barracones son una buena medida si son provisionales, como mucho dos o tres años”, pero que estas instalaciones adolecen de carencias en seguridad, además de problemas como el frío o las goteras.

Siendo así, ¿por qué el número de barracones, lejos de descender, aumenta cada año? Susana Honrrubia es clara al respecto y achaca esta situación de provisionalidad eterna a que “la Comunidad Valenciana está absorbiendo mucha inmigración y es entendible que no pueda afrontar esa avalancha”. Si sumamos a esa premisa la actitud de la Consejería de Educación, que en la Comunidad Valenciana “destina muchos fondos a la educación privada y concertada” podríamos acercarnos a la respuesta. “Si todos esos fondos se destinaran a la educación pública, se podrían haber construido muchos más colegios e institutos en los últimos años”, afirma la secretaria de acción sindical de ANPE. “Por un lado entendemos que Font De Mora no tiene una varita mágica para construir centros docentes, pero una vez que se ha detectado que una infraestructura es necesaria hay que actuar”, concluye.

Hace falta más inversión

La mayor carencia del sistema educativo en la provincia de Alicante y por extensión en la Comunidad Valenciana es “la falta de voluntad para invertir”, asegura esta profesora de inglés. Una carencia que además de propiciar el problema de los barracones, también se traduce en problemas a la hora de potenciar algunos aspectos que “en otras comunidades como Castilla La Mancha o Murcia sí se cuidan”, apunta Susana Honrrubia. “En estas comunidades –cada una de distinto color político-  se apuesta por la creación de centros plurilingües en la escuela pública, algo que no ocurre en la Comunidad Valenciana, por ejemplo”. “Los datos que maneja ANPE”, mantiene la secretaria de acción sindical, reflejan que “en la Comunidad Valenciana se favorece en ciertos aspectos a la educación privada y concertada, asignándoles un dinero que debería estar invirtiéndose en la educación pública”.

“ANPE considera que este problema no debería darse ya que lo que se tiene que mimar desde una administración pública es lo público. Lo primero que tiene que garantizar un gobierno en una democracia es que el sistema al que pueda acceder cada ciudadano sea lo más completo, lo mejor dotado y con la mayor calidad posible”, sentencia Susana Honrrubia.

Sin embargo, el gasto destinado a política educativa en los presupuestos generales del Estado y en los autonómicos disminuye en 2011 más de un ocho por ciento de media respecto a 2010, lo que supone que la educación española tendrá 1.800 millones menos este año. Si siempre es acertado invertir en educación, lo es más en tiempos de crisis como el que vivimos actualmente, aunque parece que las administraciones no opinan lo mismo. En la Comunidad Valenciana habría que sumar a este dato que “no se están gestionando bien los recursos”, apunta Susana Honrrubia. “El problema de los barracones es solo uno de los muchos problemas que tiene la educación en la Comunidad Valenciana, pero existen otros, como la falta de profesores o la carencia de recursos generalizada”. Lo que no se entiende es que se alegue que no hay dinero para instaurar la jornada continua en los centros o para terminar con el problema de los barracones cuando se está “financiando el bachillerato de las privadas”, “algo pasa” si no podemos acometer mejoras que otras comunidades sí emprenden, afirma la docente.

El gasto en barracones aumenta

Pero aunque el gasto en educación disminuye, la Consejería de Educación aumenta su gasto en barracones. De los catorce millones que gastó en 2008 se pasa a 15,7 millones en 2009. “De hecho”, apunta Susana Honrrubia, “con todo el dinero que se ha destinado a los barracones en los últimos nueve años (ciento siete millones de euros) se podrían haber construido treinta y cinco colegios o dieciocho institutos”.

¿Por qué se da esta situación entonces?, “habría que preguntarle a la Consejería de Educación”, responde la responsable de acción sindical de ANPE. Sin embargo, aunque Aula Abierta ha intentado comunicar durante más de diez días con el gabinete de prensa de la Consejería de Educación, nuestras llamadas han sido infructuosas, ya que al otro lado del teléfono nunca nos ha respondido nadie.

Otro de los factores que influyen en el problema de los barracones es “lo mucho que se dilatan en el tiempo las obras que se llevan a cabo”, apunta la docente. “Desde ANPE hemos solicitado que desde la Consejería de Educación se negocien los suelos con los ayuntamientos y hasta donde sabemos los consistorios están dispuestos”, lo que ocurre es que desde que se estudia la propuesta hasta que se toma una decisión “se tarda demasiado”, asegura Honrrubia.

El problema de los barracones, al fin y al cabo, viene dado por “no haberse finalizado el mapa escolar y los proyectos de Creaescola, de los que todavía quedan pendientes 266 centros por construir, casi un 13,50 por ciento de toda la red pública” y que se traduce en “19.100 alumnos dando clase en 913 instalaciones provisionales en toda la Comunidad Valenciana”, señala la secretaria sindical de ANPE. “Estamos hablando de un coste medio por aula prefabricada de 10.000 euros al año y de que la solución a los problemas educativos de la provincia de Alicante y de la Comunidad Valenciana pasa por una mejor inversión”, concluye la docente. Blanco y en botella.

Hablamos al fin y a la postre de que las aulas prefabricadas no son “el entorno más adecuado para dar clases ni para recibirlas” ya que tanto los docentes como los alumnos “se encuentran en una situación incómoda, en la que ambos se pueden llegar a plantear si no tienen derecho a una instalación adecuada”, asegura Susana Honrrubia.

Con todo, el problema de los barracones no es exclusivo de la Comunidad Valenciana ni de la provincia de Alicante. Barcelona sufre también este fenómeno desde hace años. Madrid ha conseguido reducir su número drásticamente y en Aragón los centros pide quedarse con las aulas prefabricadas en desuso (treinta y dos es el mayor número que han alcanzado).

La respuesta más recurrente de Susana Honrrubia a lo largo de la entrevista ha sido “pregúntale a la Consejería de Educación”, seguida de “pregúntale a Font De Mora”. Una muestra de la opacidad informativa que la Consejería de Educación y su titular han venido mostrando en estos últimos años. Aula Abierta seguirá intentando encontrar las respuestas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: