La revista educativa de la provincia de Alicante

Los niños víctimas del estrés

In Actividades Extraescolares, Número 3, Psicología, Reportajes on 3 marzo, 2011 at 21:05

El estrés ya no es cosa de adultos trabajadores, los niños también pueden sufrirlo y encima no tienen las herramientas de los adultos. Exámenes, cambios y una agenda repleta de actividades extraescolares son las causas del estrés que  con el Inventario de Estresores Cotidiano podemos medir y explicarlo.

 ITXASO SEGURA/ Villajoyosa- La evolución del estrés diario en la infancia ha cobrado importancia en los últimos veinte años, varios estudios revelan que realizar demasiadas actividades puede producir estrés infantil. La imposibilidad de dar una respuesta apropiada a las obligaciones diarias provoca en los niños una ansiedad desmesurada. El “Estrés ha dejado de ser propiedad de los altos ejecutivos con una agenda repleta, en los días que corren hasta los niños sufren estrés. Este mal lo sufren profesores, amas de casa y niños, para quienes este problema es más grave, ya que no saben cómo afrontarlo. Los exámenes, las visitas médicas y sobre todo una  agenda escolar” con demasiadas actividades extraescolares pueden provocar un exceso de ansiedad en los niños que les produce desde dolor de cabeza o abdominal hasta un cambio de carácter o hábitos.

Un mal que, aunque no tiene posibilidad de prevención, puede llegar a controlarse con la ayuda de padres, maestros y especialistas. El  estrés puede deberse a varias causas, cambiar de maestro o de etapa escolar, cambiar de ciudad estas son algunas de las circunstancias que pueden provocar estrés en un niño, además de una agenda cargada de actividades extraescolares, demasiadas para los escolares.

La infancia es un período que se caracteriza por cambios y los niños deben hacer frente a los retos que suponen la superación de las transiciones de una etapa a otra, estos retos pueden convertirse en acontecimientos estresantes y poner en peligro el proceso normal evolutivo de un niño, desde el nacimiento hasta los 13 años, aproximadamente. Los padres, los profesionales de la salud y maestros, además de las personas que están presentes en la vida del niño, deben entender bien los que es el estrés en los niños para así tener un mejor perspectiva de la salud mental del niño en la familia, relaciones sociales y el funcionamiento escolar. Pero en la actualidad los padres tienen poco tiempo para disfrutar con  los hijos y una de las maneras de no sentirse culpables es el apuntar a los niños a demasiadas actividades extraescolares, de esta manera el niño esta ocupado, pero claro algo fundamental en el desarrollo de los niños es el tiempo libre para dedicarlo a jugar, a estar con sus padres o simplemente a ir al parque a pasar el rato con sus amigos. Jordi Matas Martinez, un maestro recién incorporado a la docencia indica que˝ los niños parecen muchas veces cansados, ademas de las 7 horas reglamentarias de clase, los deberes correspondientes hay que sumarle inglés necesario para el futuro (por lo que no lo voy a quitar de la agenda  de mi hijo), pintura, ballet, fútbol,˝ además añade que ˝ las actividades que suelen ser divertidas y esperadas, se convierten en rutinas y obligaciones, por lo que pierden el interés y se convierten en un incordio para los chavales , yo siempre recomiendo a los padres que les dejen tiempo libre para jugar ˝ concluye.

La preocupación y el interés por el estrés infantil ya dispone de estudios que los explican y los miden, debido a su importancia. El año pasado los Investigadores de la Universidad de Málaga crearon el ‘Inventario de Estresores Cotidianos’, un método dirigido a la población escolar.  Este Informe fue publicado en la revista Psicothema , tiene 25 ítems de situaciones diarias en las áreas de salud, escuela, familia y relación entre iguales, todas relevantes en el desarrollo infantil. El inventario se valida también con otras fuentes como el profesorado y las madres y padres. El IIEC se relaciona con las calificaciones escolares y con los problemas de salud. Algunos de los factores más influyentes son la preocupación por la apariencia física, y las actividades extraescolares, que cuando son demasiadas, son la causa fundamental del estrés infantil,quizás esa sobrecarga general de actividades, la falta de tiempo y sobre todo la tensión que crea un horario tan lleno, lo que lleva a muchos expertos a desalentar a los padres, agregando  que lo fundamental en el desarrollo del niño es que pase tiempo con su familia, con sus amigos y jugando. Aunque cierto nivel de estrés es útil motiva para afrontar retos, el exceso en cambio produce de ansiedad puede interferir en la vida del niño, las sus actividades cotidianas e incluso la salud. La capacidad de respuesta ante una situación que provoca ansiedad depende, en gran medida, de la experiencia previa y de la educación recibida, que permiten a la mayoría de las personas responder de forma apropiada cuando las circunstancias lo exigen pero claro esto no sucede así con los niños, están formándose y el estrés puede que no ayude en esa formación. La psicóloga infantil  María Muñoz Vega, madre de dos hijos y retirada del mundo laboral indica que la principal causa del estrés infantil es˝ la cabezonería de los padres, no todos pero la mayoría quiere que sus hijos sean los mejores y eso les lleva a apuntarlos a demasiadas actividades y muchas veces sin preguntarles”  además añade ˝ lo más importante es que los niños tengan tiempo para desarrollarse y jugar˝ asegura la psicóloga.

La lista de actividades extraescolares es interminable, pero el tiempo es limitado. Y aunque todos queremos ofrecer a nuestros hijos la formación más completa, si sobrecargamos sus horarios las consecuencias pueden ser nefastas. “La clave para determinar si estamos incluyendo demasiadas actividades en la agenda de nuestros hijos es averiguar si el niño realmente se está beneficiando de llevar un horario tan apretado”, afirma Stanley Greenspan, autor de Building Healthy Minds. En dicho libro encontramos algunas claves para evitar el estrés en los pequeños por las actividades extraescolares. Dice así, si el niño se siente agobiado, no tiene tiempo, entonces tendremos que darnos cuenta que el niño no puede con todo, deberemos quitarle actividades, dejando aquellas que le resulten mas gratas al chaval. Además hay que ver que actividades le gustan más y para ello deberemos preguntarle. Además en el mismo hay un apartado que dice que es bueno que los niños aprendan técnicas de relajación, como el yoga. Un ejemplo lo encontramos en el Colegio Mª Francisca Ruiz Miquel (La Torreta), donde se ofrecen clases de yoga a los niños de 3 a 9 años, los padres y los profesores aseguran que los niños estan más contentos y tranquilos desde que practican yoya. Un ejemplo que todos deberíamos seguir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: