La revista educativa de la provincia de Alicante

Menos cálculo y más problemas

In Número 3, Nuevas Técnicas Docentes, Política Educativa, Reportajes on 3 marzo, 2011 at 22:11

Desde el año 2000 el informe PISA se concibe como una herramienta fundamental para el desarrollo del  capital humano de los países que participan en este estudio, ya que su intención es evaluar a los alumnos de quince años y determinar si están preparados para afrontar los desafíos que les presenta la sociedad actual. El estudio se centra en la alfabetización y dominio cognitivo de los conceptos de tres disciplinas: lengua, matemáticas y ciencias. En definitiva, las tres materias clave en los programas educativos de todos los países. El nivel de los alumnos españoles, en cuanto a competencia matemática se encuentra en la media de los 65 participantes en el informe, lo cual significa que los conocimientos y destrezas necesarias para el bienestar personal, social y económico de la sociedad española se encuentran en una fase de desarrollo, por debajo de países como China, Finlandia o Alemania.

MAITE MAESTRE/ Elche- La competencia matemática es entendida como alfabetización, es decir, la capacidad para identificar y entender el papel de las matemáticas en el mundo y relacionarlas con la realidad. La importancia recae en establecer hilos de unión entre los conocimientos adquiridos y su aplicación, de modo que satisfaga las necesidades personales del alumno y de la sociedad a la que se enfrenta. El informe PISA,  entiende las matemáticas como el proceso fundamental para resolver y dar respuesta a los problemas y necesidades que surgen a lo largo de la vida.  La evaluación matemática planteada por este estudio educativo está basada en contextos reales en los que se pueden identificar las características de una situación cotidiana, resueltos mediante operaciones matemáticas. En el estudio de Luis Rico titulado  La competencia matemática en PISA, dice que estas pruebas requieren diferentes destrezas por parte del alumno como por ejemplo, “el razonamiento, la comunicación, la construcción de modelos, el planteamiento y solución del problema, la representación, la utilización de operaciones y la utilización del lenguaje técnico y formal”. Cada día los ciudadanos se enfrentan a operaciones matemáticas como comprar o pagar impuestos,  situaciones en las que el razonamiento cuantitativo es crucial, ya que es en estas ocasiones cuando demuestran su competencia matemática. De ahí que esta disciplina sea considerada como una de las más importantes en la preparación educativa de los alumnos. 

Nivel de competencia matemática en España 

El estudio educativo realizado por la OCDE distingue seis niveles de competencia matemática y la mayoría de alumnos españoles se encuentran en los grados intermedios. No son datos negativos pero tampoco son esperanzadores para el sistema educativo español, sobre todo, si sabemos que entre un 20 y un 25% de los alumnos están en el nivel 1 de competencia matemática. Este grupo lo forman aquellos que saben responder a preguntas en las que está presente toda la información relevante para la resolución del ejercicio, es decir, necesitan pautas y directrices muy marcadas para llegar a la comprensión y al razonamiento que permita la solución de la prueba. Rafael Misó Amorós, profesor de matemáticas en el IES La Nía de Aspe, dice que “la mayoría de los contenidos de la asignatura de matemáticas están relacionados con el cálculo, por tanto, la dinámica de las clases está muy definida y pautada”. Al mismo tiempo los docentes se encuentran que sus alumnos poseen deficiencias en otras materias que repercuten negativamente en su asignatura, “no entienden los problemas porque tienen dificultad en comprensión lectora, no comprenden lo que se pide en el ejercicio” comenta Rafael Misó. Para solucionar este problema, este mismo profesor, dice que “ sería mejor no proporcionar  a los alumnos ejercicios tan dirigidos y empezar, desde los primeros cursos de la ESO, con problemas, con ejercicios que sean de lectura y que los contenidos de la asignatura contengan  menos cálculo”. Otro rasgo característico que dificulta el aprendizaje de las matemáticas es la falta de consolidación de los conocimientos adquiridos, “los profesores muchas veces tenemos la sensación de que los niños olvidan los concepto básicos que permiten avanzar en la asignatura” comenta Amparo Merinero profesora de matemáticas del IES Mare Nostrum de Alicante.

La ampliación de las horas semanales que reclaman los profesores supondría completar los objetivos curriculares propuestos por las Consejerías de Educación, “con tan solo tres horas semanales no nos da tiempo ni a abrir el libro y mucho menos innovar en el aula. En la mayoría de ocasiones te conformas con que los alumnos aprendan a razonar ya que el objetivo es avanzar en el temario” declara Amparo Merinero,  en definitiva, en la aulas acaban realizando ejercicios y dinámicas excesivamente dirigidos por cumplir con los objetivos educativos propuestos. Por esta razón, programas de apoyo escolar como el Plan PROA beneficia a muchos alumnos con una cierta desventaja de carácter personal o sociocultural provocadas por el entorno en el que viven, de este modo, se mejora la formación académica, se enriquece el entorno educativo y se previenen riesgos de exclusión social de los alumnos que se acogen a este proyecto escolar, “gracias a este tipo de programas de refuerzo educativo muchos niños que por su nivel económico no pueden acceder a clases particulares, consiguen alcanzar  la media académica  requerida” cuenta Rafael Misó.

Métodos de enseñanza de las matemáticas

El modelo tradicional de enseñanza de las ciencias basaba sus objetivos en la importancia de los contenidos sin preocuparse por el proceso de enseñanza. En la actualidad, los docentes se interesan más por la didáctica de las matemáticas e incorporan a sus clases sistemas de docencia más atractivos para el alumno como por ejemplo el uso de las nuevas tecnologías que aportan mayor transversalidad y dinamismo a las aulas. De este modo, consiguen  relacionar los conceptos matemáticos con la vida real, alejándose de la abstracción propia de la disciplina, “gracias a la pizarra digital podemos utilizar programas informáticos que hacen figuras geométricas, de este modo, entienden mejor conceptos matemáticos con cierto grado de abstracción” dice  Amparo Merinero.  Además, con dos dados los profesores explican estadística y con una baraja de cartas los chicos comprenden el álgebra. A través de estos juegos los alumnos comprenden mejor los concepto matemáticos convirtiendo en atractiva y motivadora la asignatura de matemáticas.

Niveles de rendimiento matemático en PISA

Audio entrevista Rafael Misó:

  • Audio 1: ¿para qué sirve el álgebra?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: