La revista educativa de la provincia de Alicante

N0 3nt13nd0 l4s m4t3mát1c4s

In Número 3, Psicología, Reportajes on 3 marzo, 2011 at 20:01

 

Estancado, así se encuentra el sistema educativo español según los datos del último Informe Pisa. Los resultados hablan de una falta de progresión en competencia matemática, ni se retrocede, ni se avanza. Una situación que funciona como radiografía de la política educativa española. Ante esta coyuntura están surgiendo en los centros escolares nuevas formas de enseñar los números en las aulas.

YARA SERRANO/ Aspe- Gertrudis Canals, psicopedagoga del Colegio Miguel Cervantes de Santa Pola, vive esta realidad de cerca. Lleva en su mano, un listado de cinco páginas con los nombres de los alumnos que deben recibir clases de refuerzo en matemáticas. Acuden al sistema de desdoblar las aulas para atender a otro ritmo a los alumnos con problemas. “Ese estancamiento en el sistema educativo se refleja en una falta grave de comprensión en la asignatura de matemáticas” comenta Gertrudis. Además considera que el desdoble es una solución que tiene sus limitaciones, “hay clases que el 80% de los alumnos presentan carencias en matemáticas ¿qué hago, los meto a todos en desdoble?” se pregunta la psicopedagoga.

Gertrudis mira a Carlos Segarra, uno de sus alumnos. El chico recorre el pasillo hasta llegar a clase de refuerzo. Tiene 10 años y ya le cuestan las matemáticas, “no las comprendo”, comenta el propio alumno. Según Gertrudis si sigue así Carlos, es probable que en un futuro “tienda a abandonar la asignatura y convertirse en un repetidor más del sistema”.

El caso de Carlos, no es el único, en este centro hay más de 100 niños que acuden a clase de refuerzo en matemáticas. “El desdoble es una situación muy común, pero para que un niño aprenda matemáticas no basta con darle clases particulares, hay que tratar de estimularlo” comenta la psicopedadoga del Miguel Cervantes.

Loli González, profesora del Colegio Santa Cruz de Abanilla aprendió esa lección hace años “me daba cuenta que los niños cada vez comprendían peor las matemáticas y me costaba más hacerme entender”. Por ello, decidió utilizar en sus clases de primaria las Regletas de Cuisenaire, un método sencillo, basado en unas reglas de maderas clasificadas por colores y con una puntuación del uno al diez. Con estas reglas los alumnos deben componer y descomponer en unidades menores los números, y de esa forma mejoran su agilidad en el cálculo mental. “Con este sistema se ha demostrado que los alumnos en un futuro aprenden mejor operaciones como la adicción y la sustracción” comenta la profesora.

El objetivo del sistema es sencillo, convierte en tangible aquello que es un simple símbolo para el alumno. “Si ellos lo ven, lo palpan, es más fácil aprenderlo porque estás estimulando al niño a través de los sentidos” comenta Loli. La idea es que con este nuevo sistema que lleva implantado en el colegio 4 años se trabaje de forma transversal con otras asignaturas “con esto el alumno no sólo practica cálculo, sino también plástica, comprensión lectora y razonamiento” añade Loli González.

A 30 km de allí, un profesor de matemáticas del Instituto Villa de Aspe, Gonzalo Pujalte, sabe que pierde la atención de sus alumnos en los 5 primeros minutos de clase. “Se nota mucho como desconectan y sabes que el alumno no te presta atención y encima no te entiende” comenta el profesor. Él aboga por emplear “métodos más creativos, donde el alumno tenga que salir fuera de clase y vea que las matemáticas son prácticas”. En el patio del Instituto han construido un gran reloj de sol de un metro y medio de estatura. Con él los alumnos aprenden matemáticas, estudian geometría y polinomios. “Ellos mismos lo han construido y de esta forma se sienten más implicados. Viéndolo en la realidad consiguen razonar mejor y comprender procesos más complejos” dice Pujalte. Además, en sus clases, les plantea problemas aplicables a la vida real y monta negocios ficticios para que los alumnos comprendan mejor las matemáticas.

Estos dos profesores, Gonzalo y Loli, son un ejemplo de las actuaciones que se están llevando a cabo en los centros escolares para tratar de transmitir a sus alumnos los conocimientos necesarios para superar con éxito la asignatura de matemáticas. “Faltan iniciativas generales de este tipo, ya que las que están apareciendo son a nivel particular, es el propio profesor quien la lleva a cabo por iniciativa propia” comenta Gertrudis Canals. Estas dos iniciativas, después de varios años de recorrido, han conseguido funcionar en sendos centros y son la esperanza que pueda paliar el estancamiento del sistema educativo español.

Artículos de contextualización:

  1. Entrevista a Mª Dolores González, profesora que utiliza las Regletas de Cuisenaire
  2. Proceso de inmersión del sistema de Cuisenaire
  3. Funcionamiento de las Regletas de Cuisenaire
  4. Ejemplos y ejercicios de aplicación de las Regletas de Cuisenaire
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: