La revista educativa de la provincia de Alicante

“Creamos una escuela laica como reacción al conservadurismo de la Iglesia tardofranquista”

In Contextualización, Entrevistas on 16 abril, 2011 at 7:03

Primer curso de Aire Libre

Entrevista a Juan Ortiz Sánchez Fundador de la escuela Aire Libre y padre de dos antiguas alumnas.

RAFAEL ORTÍN/ MAITE MAESTRE/Alicante- Juan Ortiz Sánchez (68), es licenciado en Ingeniería Industrial  y durante algo más de cuatro décadas ejerció su profesión en la fábrica de aluminios ALCOA. Fue uno de los fundadores, junto con otros padres y profesores, de la Escuela Aire Libre, una cooperativa de padres laica, emplazada a las afueras de Alicante. Orgulloso, nos explica que sus dos hijas fueron las primeras matriculadas en el centro cuando corría el año 1971. Recuerda como todo el grupo se implicó enormemente en la escuela, motivado por un proyecto que trataba de solventar las fuertes deficiencias que arrastraba la educación pública. Su objetivo, a través de este proyecto escolar, era dar una respuesta innovadora en Alicante a las necesidades educativas del momento y prepararse para un futuro de libertad.

¿Quiénes componían ese primer grupo de personas que pusieron en marcha Aire Libre?

En aquellos momentos éramos unas diez personas las que ideamos Aire Libre y no todos tenían hijos. Recuerdo que había alguna pareja que aún no estaba casada, dos profesoras y un sacerdote. Procedíamos de los movimientos cristianos que abogaban por la renovación de la Iglesia. Compartíamos las mismas inquietudes, los mismos sueños.

¿Cuáles fueron los principios fundacionales de la escuela?

Nuestro objetivo era preparar a los niños para un mundo más justo y libre, a través de una educación activa, en estrecha colaboración con las familias. Deseábamos que nuestros hijos se educaran  para  la cooperación y no para la competencia. Queríamos despertar su creatividad para que alcanzaran su realización como persona. Además, quisimos respetar su libertad partiendo de sus propias iniciativas. Princios Fundacionales de AIRE LIBRE (1970)

Si ustedes se integraban en un movimiento cristiano, ¿por qué  motivo se concibió Aire Libre como una escuela laica?

El grupo fundador de la escuela procedía de movimientos cristianos liberales. En aquellos momentos, el obispo de la diócesis de Alicante, el más conservador que se recuerda, boicoteaba todo movimiento encaminado a la liberación de la Iglesia. Todos estos grupos cristianos se transformaron en movimientos críticos hacia la situación política y,  poco a poco, se fueron uniendo al movimiento obrero del que, entre otros grupos de trabajadores, surgió CC.OO. Esta situación chocaba con la oposición del obispo de alicante con lo que muchos sacerdotes, de entre los que se encontraba el que formaba parte de nuestro grupo, abandonaron la Iglesia y colgaron los hábitos. La renovación de la institución eclesiástica no se produjo, lo que nos provocó un profundo desencanto. Decepcionados, decidimos que la religión no entraría en la escuela y que cada familia decidiría por su cuenta educar a sus hijos en el credo que más le conviniera. En conclusión, considero que la decisión de crear una escuela laica se tomó como reacción a la realidad social de la época que nos tocó vivir.

¿Cree en la unión entre religión y escuela?

Un maestro, igual que un sacerdote cuando habla, expresa su criterio aunque no quiera. De su discurso trasciende su manera de ver el mundo, su visión, su ideología. Por nuestra experiencia vital decidimos eliminar la religión en la escuela Aire Libre pero sí que quisimos trasladar una ideología progresista sin ser muy concreta en términos políticos, es decir, ninguna ideología cercana a ningún partido.

Hoy Aire Libre es una cooperativa de padres. ¿Siempre fue así?

La consolidación del centro como una cooperativa fue posterior a nuestra etapa. Desde un principio tratamos de crear una cooperativa de padres, pero en aquel momento, la legislación no lo permitía. A principios de los años setenta no existía una regulación específica para crear una cooperativa así que tuvimos que optar por una SL como única opción. El sueño de una cooperativa de padres se pudo hacer realidad unos años mas tarde.

Ante una realidad educativa tan pobre, ¿a qué colegio llevaron a sus dos hijas tras su paso por Aire Libre?

Cuando nuestras hijas crecieron, tuvimos que matricularlas en otro colegio, ya que por aquel entonces Aire Libre únicamente disponía de dos cursos de preescolar. Tomamos la decisión de llevar a las niñas a La Aneja. Este centro escolar se encontraba anexo a la Escuela de Magisterio y allí era donde los maestros recién diplomados hacían sus prácticas. El colegio estaba lleno de jóvenes maestros inspirados por el espíritu renovador en el que nosotros creíamos. Ahora ese centro escolar no se conserva como tal. En la actualidad es un colegio público que ha conservado su antiguo nombre, se trata del C.P. Prácticas-Aneja.

¿Conoce la actual Aire Libre?

El funcionamiento de la escuela actual lo desconozco pero sí sé de ella porque familiares y amigos tienen inscritos allí a sus hijos. Me consta que todos están satisfechos. Incluso muchos  de ellos, a pesar de vivir lejos del centro, han optado por Aire Libre como la mejor opción escolar.

¿Cree que Aire Libre ha logrado mantener, a pesar de los cambios, el espíritu con el que se creó?

Creo que mantienen, en cierta medida, el ideario con el que empezamos, aunque no lo sé con exactitud. La verdad, me gustaría poder conocer la escuela tal y como es hoy.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: