La revista educativa de la provincia de Alicante

De planes, colegios fantasma y papeles perdidos

In Monográficos, Número 5, Política Educativa, Reportajes on 13 mayo, 2011 at 22:51
 

Estado actual del Colegio Manjón Cervantes (Alicante)

 
A. CABRERA/ Alicante- Una de las últimas medidas adoptadas por la Consejería de Educación y que ha encontrado la oposición de la Confederación de Asociaciones de Padres y Madres de alumnos de la Comunidad Valenciana Gonzalo Anaya -formada por tres federaciones provinciales, FAPA-Valencia, FAPA Penyagolosa de Castellón y FAPA Enric Valor de Alicante– ha sido el reciente anuncio de ofrecer suelo a la empresa privada para la construcción de centros concertados. Su presidenta, Maria José Navarro, destaca que “la educación no debe acabar por ser un negocio privado que se mueva por el lucro, sino por el beneficio social”, y añade que, desde la Confederación, se considera que la cesión de suelo público para centros privados es un ataque frontal a la educación pública y que con esta propuesta empieza un proceso imparable de desmantelamiento de la red de centros públicos.

 

Para Manuel Serrano, representante de STEPV en Alicante, las cifras que maneja el departamento que dirige el conseller Font de Mora en materia de infraestructuras no cuadran. “Según afirma la Consejería de Educación, Ciegsa tiene una deuda de más de 2.000 millones de euros. Sin embargo, el gasto en infraestructuras es mucho menor (1.656 millones de euros) y no se sabe dónde está esa diferencia de dinero. No se sabe porque los archivos se perdieron”, afirma el representante sindical. La consecuencia de que se deba más dinero que el valor de lo que se ha construido es que “los centros levantados no son propiedad de la Generalitat, siguen siendo de Ciegsa”, destaca Manuel Serrano.

También ocurre”, prosigue el representante sindical, que “aunque se está avanzando en la construcción de centros educativos, existen zonas que no avanzan. Estas zonas, por nombrar algunas, podrían ser: Elche, debido quizá al color político de quien dirige el consistorio; o  Alicante, que tras solucionar el eterno problema del colegio Benalúa, sigue teniendo carencias importantes o colegios fantasma”.

Por otra parte, el secretario intercomarcal de enseñanza de CCOO, Alfonso Rodríguez, asegura que una de las muestras de la falta de infraestructuras en la Comunidad Valenciana es la falta de finalización del mapa escolar de 1996. Según señala el representante de CCOO, “Todavía quedan centros por construir, pero además, no se ha confeccionado un nuevo mapa escolar que recoja las necesidades actuales, no sólo de construcciones, sino también de adaptaciones y adecuaciones”. “Los planes Creaescola y MilloraEscola de la Consejería de Educación, no han dado los frutos esperados, quedándose en promesas”, apunta Alfonso Rodríguez, “además, en algunos casos, la construcción del centro educativo triplica al presupuesto inicial”. Estos datos señalan una nefasta gestión por parte de Ciegsa, “que sigue en bancarrota por más que le insuflen dinero”, afirma el representante sindical.

Hablando de barracones…

Pero a esta realidad habría que sumarle el problema de los barracones, que “en muchas ocasiones se instalan durante tanto tiempo que su coste supone el valor del colegio”, prosigue Alfonso Rodríguez. “El número de barracones apenas ha variado desde 2004, lo que ocurre es que ahora se utiliza una política más sibilina y, para evitar la impopularidad que conlleva su instalación, se utilizan otros espacios como salas multiusos, comedores, gimnasios o bibliotecas para dar las clases”. Indudablemente, concluye Rodríguez, “ha habido un gran avance en construcciones escolares, pero lo que no puede permitirse es que la ejecución de estas construcciones se alargue tanto en el tiempo y que se prefiera ampliar los centros existentes, que construir nuevos para ahorrar coste, porque esos centros se masifican y se vuelven ingobernables”.

Para Ismael Vicedo, portavoz de la Plataforma por la Enseñanza Pública en Alicante, los recortes en materia educativa afectan a las infraestructuras escolares “totalmente, ya que no existe posibilidad de construcción de centros”.

Encontramos casos llamativos en la capital alicantina”, señala Vicedo. “Ante la imposibilidad de la Generalitat de construir el nuevo colegio Manjón Cervantes, el ayuntamiento de Alicante asume competencias que no le corresponden y decide rehabilitarlo; igualmente, decide la ampliación del Instituto Virgen del Remedio, que tampoco es competencia del consistorio, y que será asumida por Sonia Castedo con la excusa de crear un centro polivalente. Después le pedirá el dinero a la Consejería de Educación, porque es quien debe pagarlo, pero se basa en un criterio electoralista para ejecutar obras que no son de su competencia”.

Estas son realidades que suceden mientras que el conseller Font de Mora asegura que “inaugura más colegios que nadie, cuando no es cierto”, apostilla el portavoz de la Plataforma por la Enseñanza Pública. “Se inauguran colegios como el número 55 en Alicante, un colegio virtual que sólo existe en el papel”, continúa Vicedo, “y siguen sin construirse infraestructuras necesarias, como la ampliación del Colegio Público El Palmeral, el gimnasio del Colegio Público de La Florida o las ampliaciones necesarias del centro de adultos Paulo Freire, que debido a la crisis económica está masificado, como tantos centros de educación para adultos actualmente”.

Se puede observar, por tanto, que en materia de infraestructuras existen voces que contradicen los méritos que se atribuye la Consejería de Educación. Y también ocurre en otros ámbitos del departamento liderado por Alejandro Font de Mora, con la oposición de sindicatos, docentes y AMPAs. Los datos bailan según quien los maneje, por lo que la Consejería de Educación debería desechar la opacidad informativa a la que nos tiene acostumbrados y publicar datos contrastables para hacer valer la trasparencia informativa que le es exigible a cualquier institución pública.

Por su parte, la Consejería de Educación ha asegurado a los redactores de Aula Abierta que “se va a continuar invirtiendo en infraestructuras el próximo curso. Así lo demuestran los 46 centros que están actualmente en construcción en la Comunidad Valenciana”. Esa afirmación conduce a pensar que se va a seguir invirtiendo en infraestructuras como hasta ahora.

Sigue la evolución del reportaje en Twitter: A. Cabrera / M. Maestre / R. Ortín / A. Aniorte

Artículos relacionados:

La economía lo es todo

Financiación y recortes de la Educación

El coste de abaratar la Educación

“La Consellería favorece a la educación privada y concertada porque le sale más barata”

El copago en Educación, una asignatura pendiente

Una Formación Profesional devaluada

Agudizar el ingenio para capear la crisis

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: