La revista educativa de la provincia de Alicante

La política en beneficio de la comunidad escolar: Aula Puente

In Contextualización, Convivencia Escolar, Número 6 on 9 junio, 2011 at 17:17


El programa Aula Puente, ejemplo de cómo las decisiones políticas pueden beneficiar a la comunidad escolar

Gracias a la directa comunicación y a la cercanía que tienen los centros escolares con la concejalía de educación se crean programas educativos y sociales que intentan solucionar los problemas de la comunidad educativa.  Para impedir que alumnos con dificultades para lograr una correcta integración escolar y con un alto riesgo de exclusión social, surge en Petrer el programa Aula Puente. Este es uno de los ejemplos en los que las decisiones políticas pueden beneficiar de forma directa a los ciudadanos. Políticas que se ponen al servicio de la comunidad escolar con la intención de que todos los alumnos tengan las mismas oportunidades. Este proyecto está integrado dentro del Programa de Prevención del Absentismo Escolar con la intención de dar solución a los problemas de convivencia y abandono que tienen los centros de secundaria de la localidad.  

Maite Maestre/ Petrer- Hace tres años comenzó en la localidad de Petrer el programa Aula Puente: “suma y sigue…” para dar solución a los problemas de convivencia que surgían en los centros escolares de la población. El objetivo de este proyecto es acoger a los alumnos en situación de expulsión temporal de los institutos de Enseñanza Secundaria Obligatoria. Esta aula facilita a las familias que no puedan ocuparse de los alumnos sancionados por motivos laborales o de otra índole, proporcionándoles una adecuada atención personal y educativa, de este modo, “se evita que los niños estén en casa o por la calle sin hacer nada y de forma ociosa” explica la Concejal de Educación de la localidad Mª Carmen Chico de Guzmán. En definitiva, la idea principal es que los alumnos después del período de expulsión vuelvan a su centro escolar sin haber perdido el ritmo formativo, con la mejor predisposición posible y un cambio de actitud real en beneficio propio, de sus compañeros y de toda la comunidad escolar.

No obstante, tan solo en un pequeño porcentaje la expulsión causa un cambio beneficioso y positivo en la actitud del alumno, por tanto, cuando el centro estudia esta  sanción tiene en cuenta que “solo debe iniciarse cuando la situación de indisciplina del niño así lo exija y se debe complementar  con alguna medida educativa como el Aula Puente” afirma Mariano Estevan Poveda, profesor de lengua y literatura y miembro de la Comisión de Convivencia del IES Azorín de Petrer. Se ha de tener en cuenta que esta aula, de la concejalía de educación y de servicios sociales, acoge a aquellos alumnos que su centro escolar ha agotado todos los recursos pertinentes para cambiar la actitud del alumno por lo que es imprescindible abrir un expediente disciplinario y la consiguiente expulsión temporal del centro educativo.

El proyecto intenta que estos niños no sufran desarraigo escolar por lo que se interesa en que sigan el programas curricular de su curso correspondiente durante el tiempo que dure la sanción, todo esto apoyado con una serie de “talleres de autoestima, de sustancias nocivas o de nuevas tecnologías, en definitiva, cursos para el crecimiento y desarrollo personal” comenta Mª Carmen Chico. El aula posee el apoyo de educadores sociales y psicopedagogos que atienden y acogen a los niños expulsados con la intención de facilitar la incorporación de estos alumnos a su centro escolar.

Un proyecto en la cuerda floja

La situación de debilidad económica que atraviesa el país también afecta a los ayuntamientos y aunque la intención de la concejalía de educación es continuar con este proyecto educativo es inevitable que “los próximos recortes económicos que sufrirán los ayuntamientos afecten a todas las partidas” explica Mª Carmen Chico. Por este motivo, no asegura que para el próximo curso se pueda llevar a cabo este proyecto, pero cree que “esta es la mejor manera de repescar a los alumnos que se han descolgado del sistema educativo, además, por desgracia siempre hay algún niño ocupando el Aula Puente”. La Concejalía está convencida de que este tipo de medidas funciona, aunque, “este año han coincidió cuatro o cinco alumnos al mismo tiempo” comenta Mª Carmen Chico Rico.

Con medidas como esta, cobra gran importancia que las decisiones políticas puedan cubrir las necesidades de la comunidad educativa. Las instituciones como la concejalía  de educación deben cubrir las carencias que tienen los ciudadanos dentro de sus competencias como la reparación de edificios escolares, creación de nuevos centros educativos, la escuela para adultos, etc. Por este motivo, es favorecedor que aparezcan proyectos como el Aula Puente, demuestran que las instituciones locales no solo dedican sus esfuerzos a la rehabilitación y construcción de infraestructuras sino que existe una preocupación por solucionar las dificultades sociales que hay en la población a la que representan.

Artículos relacionados:

Y tras las elecciones municipales, ¿hacia dónde va la educación pública?

Puedo prometer y prometo

Competencias locales de la educación

Entrevista a Maire Guilabert i Sepulcre, presidenta de la FAPA local de Elche

Mª Carmen Román: “son necesarias más infraestructuras” 

Entrevista a Blanca González, exconsejera de educación en Elche

Petrer, modelo de educación pública

Una ciudad entre un millón

Poder piramidal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: