La revista educativa de la provincia de Alicante

Puedo prometer y prometo. Análisis de las promesas educativas para Torrevieja (2011-2015)

In Monográficos, Número 6, Política Educativa, Reportajes on 9 junio, 2011 at 14:14

Las elecciones son siempre tiempo de promesas. Y más cuando se trata de municipales, en las que es fácil identificar los rostros de los candidatos y sus historias personales. Torrevieja ha elegido por mayoría absoluta un nuevo gobierno del Partido Popular de Eduardo Dolón, encargándole la gestión de la ciudad. El juego de las mayorías le permitirá desarrollar todo aquello a lo que se han comprometido ante el electorado. Pero enfrente estará una oposición tripartita, con distintos conceptos de ciudad, que tratarán también de ver realizados sus programas electorales. Comienza ahora el plazo de cuatro años para pasar de las promesas a los hechos.

Antonio R. Aniorte / TORREVIEJA.- La Educación, como competencia autonómica que es, deja un limitado margen de maniobra en los Ayuntamientos. Aun así, prácticamente todos los partidos que se han disputado la Alcaldía del consistorio torrevejense, hasta un total de ocho, han hablado de cómo mejorar este aspecto capital para el desarrollo de los más jóvenes. Finalmente los votos del 53,74% de los votantes han repartido las 27 actas de concejal en juego, entre cuatro fuerzas políticas distintas. De ellas, 15 han sido para el Partido Popular (PP), con su alcaldable debutante, Eduardo Dolón Sánchez, logrando así una más que sobrada mayoría absoluta (establecida en 14 concejales) que le da la tranquilidad de ser nombrado el próximo 11 de junio como nuevo alcalde de Torrevieja, tras 23 años de mandato ininterrumpido de Pedro Hernández Mateo, quien ahora continuará como diputado autonómico durante la nueva legislatura.

En la bancada de la oposición se sentarán seis concejales bajo las siglas del Partido Socialista (PSOE) de Ángel Sáez Martínez, uno menos que tras los comicios de 2007, tras haber perdido 10 puntos porcentuales y más de 2.200 votos. Irrumpe por primera vez en la corporación con la fuerza de cuatro concejales Alternativa Popular de Torrevieja (APTCe), formación del expopular Domingo Soler Torregrosa, que se ha llevado más de 3.500 sufragios que representan el 14,35% de los votantes. Se mantienen con dos representantes Los Verdes (LV) de José Manuel Dolón García, aunque suben en casi dos puntos porcentuales.

 

Propuestas llamadas a convertirse en realidad

Si partimos de la premisa que debería ser incuestionable de que los políticos cumplen con sus programas electorales, con este actualizado panorama en la representatividad institucional de los torrevejenses, en los próximos cuatro años tendrían que convertirse en realidad las propuestas comprometidas ante la ciudadanía. Unas promesas que son coincidentes en muchos casos entre los distintos partidos, aunque con diferente trasfondo según el proponente.

La mayoría absoluta de los ‘populares’ hace que el grueso de la iniciativa municipal recaiga sobre su programa electoral, en el que se recogen hasta 39 propuestas en materia educativa. Su cabeza de lista, Eduardo Dolón, aseguró durante la campaña que “en el próximo mandato se acabará con los centros en aulas prefabricadas” presentando como aval que “en los últimos cuatro años se han invertido en Torrevieja 30 millones de euros en la construcción de dos colegios y dos institutos”. Esta propuesta de construcción de nuevos centros también aparece entre los compromisos de los otros tres partidos que han obtenido representación. Sin embargo, pasa desapercibido nos encontraríamos ante un cometido autonómico y no local.

Entre las medidas que también despiertan consenso, por lo menos sobre el papel, aparece también la puesta en marcha de una red escuelas infantiles para alumnos de 0 a 3 años. En este capítulo, mientras que el PP habla de “estudiar con la consellería de Educación de la Generalitat Valenciana la implantación”, el PSOE y LV lo tratan como “programa de escolarización” y APTCe, como de “desarrollo”. Distintos conceptos, para un mismo proyecto, que ya ha sido llevado a pleno en mandatos anteriores y que quedó rechazado con la mayoría de votos del PP.

Escaso margen para la originalidad

Al margen de estas otras propuestas coincidentes cuanto menos en su espíritu, lo más lógico resultaría que el Partido Popular sacara adelante sus compromisos de manera prioritaria. En este sentido, entre las apuestas educativas más novedosas, tanto con respecto las anteriores municipales, como a la oferta del resto de formaciones, aparece la convocatoria del primer concurso nacional de elaboración de materiales didácticos “Torrevieja me educa”, con un premio en metálico y la publicación del proyecto. También contemplan la creación del organismo “Torrevieja, Ciudad Educadora”, cuyas funciones, sede y componentes todavía no se han definido públicamente. Otras en cambio, parecen más desiderativas que prácticas, como la enunciada como “seguir reforzando la imagen del docente en Torrevieja”.

Entre la oferta que sobresale del sector de la oposición llama la atención el “desarrollo de un plan municipal para la promoción del bilingüismo” que oferta APTCe o el “fomento de los intercambios de alumnos de otros países”, recogido por el PSOE. Por su parte LV abogan por la “reutilización de los libros de texto”.

 

Dudas de la Comunidad Educativa

El barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), correspondiente al mes de abril de 2011, arrojaba que la clase política constituye el tercero de los problemas más importantes del país, por detrás del paro y la situación económica. Esta percepción también la tiene la comunidad educativa que no terminan de creer en la palabra de quienes se dedican a la política. Es más, para padres y profesores, la desconfianza se multiplica cuando los anuncios y promesas llegan en periodo preelectoral. Margarita Martín Marcos, madre de dos hijos en edad escolar, no tiene ninguna duda y asegura que “todos los políticos, del partido que sea, van a su apaño y les da igual lo que le pase a la gente” acusándoles de “darte palmadicas en la espalda ahora que estamos en elecciones, y después ni mirarte a la cara”. En la misma línea se muestra Rafael Cerdá, padre de un niño de 8 años, que se atreve a pronosticar que independientemente de quien ganara las elecciones “al final nada cambiaría, porque ni hay dinero ni ganas de arreglar las cosas”.

Este pesimismo entre un sector tan representativo de la comunidad escolar como son los padres hace que ni tan siquiera muestren interés por conocer qué proponen quienes se presentan a las elecciones. Les da lo mismo porque han dejado de creer en ellos. Pero por otro lado, están los profesores, que sí que prestan atención a los planteamientos electorales, principalmente en lo que afecta directamente a su situación laboral. En los pasados comicios no ha sido tanto así porque las cosas a nivel local son casi inapreciables para la educación. Lo dice Claudio Deus, profesor de secundaría que tiene su plaza en la comarca de la Vega Baja. “Los ayuntamientos, sea cual sea, sólo se pueden dedicar a ofrecerte actividades culturales, deportivas o algún plan de dudosa eficacia para luchar contra la abstención o conseguir que se lea más, aunque en ocasiones, como en el de Torrevieja, sacan cosas interesantes como el transporte gratuito”.

Los órganos directivos de los centros escolares miran con incredulidad muchas de las promesas. El vicedirector de un colegio de Torrevieja, que prefiere no identificarse públicamente se ríe, en estricto sentido del término, mientras repasa un par de los libretos repartidos en la campaña por la ciudad. “No se lo creen ni ellos. Esto es una lista de propósitos, que están muy bien y son muy bonitos, pero la realidad no es esta”. Cambia su rictus cuando dice que “la educación no es cosa de risa, como tampoco la inoperancia del consejo escolar municipal o la falta de inversión para construir colegios”.

A partir de ahora y durante los próximos cuatro años, la clase política torrevejense y en particular el nuevo equipo de gobierno, tienen la oportunidad de cambiar estas opiniones con acciones, que pasan exclusivamente por el cumplimiento de ese contrato firmado con los ciudadanos en las urnas, que se llama programa electoral. Al tiempo.

 

Promesas que se quedaron mudas el 22M

Cuatro partidos de los ocho concurrentes en estas municipales en Torrevieja se han quedado sin representación. Sus propuestas no coincidentes con la de los partidos que sí que se han obtenido representación, se quedan sin voz en el salón de Plenos del Ayuntamiento, al no haber conseguido el 22M superar el 5% legalmente necesario para obtener la primera acta de concejal.

El caso más llamativo ha sido el de Izquierda Unida (IU), formación liderada por José Manuel Martínez Andreu, que contra todo pronóstico no solo no ha conseguido revalidar los dos concejales con los que contaba en el pasado mandato, sino que ha perdido por escaso medio centenar de votos su representatividad municipal. Sus diversas propuestas en materia educativa, como la creación de un “plan municipal trasversal para el éxito escolar dirigido a la ESO” u otro destinado a la “mediación entre la escuela y la familia”, se quedan sin posibilidad de salir adelante.

Bastante más lejos de obtener representación se ha quedado Compromiso por Torrevieja (UCPT), el partido del exsocialista Manuel Vera, que con 641 votos, o lo que es lo mismo, el 2,61% de los sufragios tampoco podrá defender propuestas como el “establecimiento de un gabinete psicopedagógico” o la implantación del “bachillerato artístico” en la ciudad.

A nadie ha sorprendido que se queden sin representación ni Unión Progreso y Democracia (UPyD) encabezado por José Serna o el Partido Humanista (PH), que presentaba como alcaldable a un desconocido Jorge Isasmendi. Sumando sus resultados, alcanzan poco más del 1,5% de los sufragios. No obstante, el PH no ha realizado ni un sólo acto de campaña, mientras que UPyD se ha limitado a pegar los carteles de la formación, en los espacios proporcionalmente acordados, y a repartir un tríptico con “10 propuestas para Torrevieja”, que en lo concerniente a educación hablaban someramente de establecer la “máxima colaboración con las AMPAS y atención a los problemas educativos”, al tiempo que apostaban igual que los otros partidos por “eliminar la precariedad de todos los barracones y gestionar la construcción de los colegios necesarios”.

 

Promesas que deberán cumplir otros

Es tan fácil prometer en tiempo electoral, que los partidos que se han presentado a las municipales en Torrevieja, igual que han hecho otros en multitud de pueblos y ciudades de todo el país, han incluido en sus programas a las alcaldías promesas y compromisos de índole educativa que es imposible que puedan cumplir, porque simplemente corresponde a otros su desarrollo.

Algo tendrá que decir la consellería de Educación ante las propuestas coincidentes por los cuatro partidos que han logrado representación municipal, ya que son alusivas a la construcción de nuevas infraestructuras educativas que se enmarcarán dentro de los planes “Millora Escola” y “Crea Escola” de la Generalitat Valenciana. De esta forma, se han comprometido a suprimir las aulas prefabricadas en los próximos 4 años, con la construcción de los nuevos colegios Acequión, Inmaculada, Amanecer y Ciudad de Oviedo, cuya inversión oscila, según datos del PP, los 20 millones de euros. También existen propuestas electorales encaminadas a la apertura de centros de formación del profesorado (CEFIRE), cuya puesta en marcha también depende de la voluntad autonómica.

Además también se han comprometido en reclamar la implantación en Torrevieja de titulaciones universitarias, especialmente relacionadas con los principales sectores de la ciudad (turismo, ciencias del mar…), cuya última palabra correspondería a las instituciones universitarias. De igual modo han reclamado la apertura de una sede local de la Universidad Nacional a Distancia (UNED).

En este sentido, el delegado de Educación en funciones, José Manuel Pizana, ha asegurado que lo que ha “quedado pendiente de desarrollar ha sido aquello que no ha dependido de manera directa del Ayuntamiento. En concreto a la construcción de infraestructuras educativas que aún se encuentran en instalaciones provisionales”, pero asegura que se siente orgulloso “del hecho de que en Torrevieja se cumpla la ratio, que todos los niños tengan su puesto escolar asegurado y sus maestros y profesores dispuestos a formarlos”.

Así, la inclusión de todas estas propuestas en programas electorales de ámbito local tiene una mera consideración testimonial y desiderativa, limitándose a solicitar o instar, ya que dependerá su consecución y efectiva realización de la voluntad de terceros, terminando la acción local en la posible adopción de acuerdos colegiados para elevar la solicitud a quien corresponda. Aun así existen osados, curiosamente de las tres formaciones de la oposición, que se expresan en términos absolutos en estos compromisos, desconociendo o queriendo desconocer, que han prometido aquello que ya de entrada no pueden cumplir.

 

Promesas que ya deberían ser realidad

Las elecciones locales, más allá de la simple elección de los nuevos concejales se plantean, por lo menos desde el plano teórico, como un examen de la gestión de los salientes, a quienes se les puede revalidar o quitar la responsabilidad de gobierno. Está comúnmente aceptado que la mayor parte de la ciudadanía no revise cuáles fueron los compromisos asumidos al inicio del mandato, para evaluar el grado de cumplimiento.

Atendiendo al nicho de especialización en materia educativa de esta publicación, vamos a realizar ese ejercicio, teniendo como marco la ciudad de Torrevieja. Recordemos que el programa electoral con el que el PP obtuvo la mayoría absoluta en 2007, constaba de 830 propuestas, de las cuales 48 se inscribían en el apartado de educación.

De entrada casi un tercio de ellas se pueden considerar como cumplidas por el simple hecho de entrar a gobernar. Es el caso de las enunciadas bajo términos como “fomentar”, “incentivar” o “potenciar”. Propuestas que atienden más a continuar con actividades que ya están en marcha y que se prevé que continúen. Así, nadie puede negar, por ejemplo, que el PP haya cumplido si asegura que ha “potenciado el aprendizaje y uso de la lengua valenciana en todos los niveles educativos”.

Pero si nos centramos en aspectos concretos, nos damos cuenta de que mientras que sí que se ha mantenido el servicio de trasporte escolar gratuito, el sistema de becas para universitarios, incrementado el bonoguardería o el desarrollo de la vigilancia contra el absentismo escolar por parte de la Policía Local, no se han construido unas nuevas infraestructuras para la Escuela Oficial de Idiomas, ni implantado una sede de la UNED o creado un centro soporte de asistencia informática para los colegios de la ciudad.

Computando, podríamos estar ante un cumplimiento de entre el 65 y 70% de esas 48 promesas educativas. José Manuel Pizana va más allá y habla de “aproximadamente un 80% de los puntos se han cumplido en su totalidad” incluyendo a otros que ahora “están en vías de completarse”. Un ejercicio aprobado para el PP y premiado por la ciudadanía, pero que no ha conseguido la matrícula de honor a la que aspiraba, previsiblemente, porque muchos de los compromisos recogidos no eran de su competencia.

Artículos relacionados:

Y tras las elecciones municipales, ¿hacia dónde va la educación pública?

La política en beneficio de la comunidad escolar: Aula Puente

Competencias locales de la educación

Entrevista a Maire Guilabert i Sepulcre, presidenta de la FAPA local de Elche

Mª Carmen Román: “son necesarias más infraestructuras” 

Entrevista a Blanca González, exconsejera de educación en Elche

Petrer, modelo de educación pública

Una ciudad entre un millón

Poder piramidal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: